martes, 1 de noviembre de 2011

OJOS ENROJECIDOS

Tanto el enrojecimiento del ojo como el dolor pueden obedecer a múltiples causas, tanto de enfermedades oculares como extra-oculares. Tratar los síntomas con colirios descongestivos, antiinflamatorios o calmantes sin conocer la causa de su dolencia puede favorecer un agravamiento de la misma. La persistencia de los síntomas no aconsejan ningún colirio “fuerte” si no es por indicación de su oftalmólogo, al que debe acudir lo antes posible para que examine su ojo y determine la causa de sus molestias.
Mientras acude a la visita con su oftalmólogo le recomendamos que utilice un colirio hidratante de “lágrimas naturales”, especialmente en envase de ampollas monodosis de usar y tirar. Utilice siempre que sea necesario gafas de sol para evitar la exposición directa del ojo a los rayos solares y evite permanecer muchas horas seguidas delante de una pantalla de ordenador o de televisión.