domingo, 20 de noviembre de 2011

HEPATITIS C. Tratamientos caros pero eficaces



           Hasta hace pocos años no contábamos con tratamientos efectivos contra la hepatitis C. Actualmente, los avances en el tratamiento de la hepatitis crónica C están siendo muy notables y en continua revisión. Por lo general, consiste en la administración de dos fármacos (interferón y ribavirina) cuya dosis y duración deben ser individualizados según el peso y características del paciente y del genotipo del virus. Aunque se trata de fármacos muy caros y que a veces pueden tener efectos secundarios más o menos importantes, resultan muy útiles sobre todo para impedir llegar a un estadio de fallo hepático que obligue a realizar un trasplante de hígado, lo que todavía resultaría más costoso.
Además, el enfermo debe asumir unas medidas generales como la supresión de alcohol, una dieta equilibrada y normal sin restricciones, realizar ejercicio físico y mantener un peso adecuado, controlando las cifras de azúcar, colesterol y otras grasas corporales.