martes, 27 de septiembre de 2011

LA CAÍDA DEL CABELLO



Puede presentarse bajo 27 formas distintas obedeciendo a múltiples causas que afectan tanto al propio cabello, al cuero cabelludo o a otros órganos distintos.
Algunos suplementos nutricionales que son ricos en proteínas, vitaminas del grupo B y ciertos minerales (hierro, magnesio y zinc). Todas estas sustancias están implicadas en la salud del cabello pero, probablemente, las dosis presentes en algunos productos que probablemente sean insuficientes. Un buen complemento vitamínico por via oral para la prevención y el tratamiento de la caída del cabello debe contener dosis suficientes de:
- ciertos aminoácidos (metionina, cistina, cisteína)
-          sales minerales
-          vitaminas del grupo B (B2, B6, biotina)
-          vitaminas C y E.

No someta su cabello a tratamientos cosméticos agresivos como tintes, permanentes o estiramientos ni aplique un calor excesivo para secarlos. Utilice un champú adecuado al tipo de cabello, eligiendo entre los más suaves en cada caso. No olvide que, si tiene el cabello graso, la utilización de un champú muy agresivo puede empeorar su estado seborreico.

Acuda a su dermatólogo si la caída del cabello no remite.