miércoles, 31 de agosto de 2011

PREVENCIÓN DE VARICES



La sensación de pesadez en las piernas suele consecuencia de permanecer muchas horas al día de pie (generalmente en el trabajo). También puede darse en aquellas personas que trabajan sentadas y apenas deben moverse.
Cuando los problemas de varices empiezan a aparecer es de gran importancia adoptar una serie de medidas preventivas para tratar de evitar su desarrollo. Trate de adoptar las siguientes.
Duerma con las piernas elevadas y mantenga la movilidad de las piernas si permanece sentado
Diariamente, realice una gimnasia específica “anti-estancamiento” y camine de 30 a 60 minutos por un terreno blando ( no asfalto).
Es conveniente practicar algún deporte. Mejor natación, marcha, footing, esquí de fondo, bicicleta o remo. Evite baloncesto, alpinismo, tenis, squash y atletismo.
Termine el baño o la ducha con un chorro de agua fría aplicado durante un minuto en cada pierna.
Suba las escaleras en lugar de tomar el ascensor.
Utilice unos calcetines especiales de compresión decreciente si no ha tenido varices importantes pero, en caso contrario, deberá ser una media especial de compresión.
Es aconsejable andar descalzo (en casa).
Si trabaja sentado, utilice un reposapiés, alternando la pierna que coloca en el mismo.
Siga una alimentación baja en calorías y rica en fibras, legumbres frescas, pescados, frutas, yogur y leche descremada. Mejor pan integral.

LO QUE NO DEBE HACERSE
Estar mucho tiempo de pie, o sentado, especialmente con las piernas cruzadas.
Permanecer en ambientes demasiado caldeados, con aire caliente y húmedo.
Estar mucho tiempo al sol, tomar baños muy calientes o recibir un calor excesivo en las piernas.
Llevar vestidos, cinturones o ligas demasiado apretados.
Transportar cargas pesadas.
Usar calzado estrecho, puntiagudo o con tacón alto.
Comer en exceso. Consumir demasiadas grasas o dulces. Ingerir alcohol, té o café en exceso.