lunes, 1 de agosto de 2011

MIGRAÑA. Impacto personal



Los resultados de un estudio, presentados en el IX Congreso de la Federación Europea de Sociedades Neurológicas (EFNS) revelan el devastador impacto de la migraña sobre la calidad de vida de quienes padecen esta dolencia. Este estudio PROMPT (Reacción y Opinión de los Pacientes al Dolor y Tratamiento de la Migraña, en sus siglas en inglés), realizado en seis países europeos, entre ellos España, ha revelado que las personas que padecen migraña se ven forzadas a perder una media de hasta diez días de trabajo o estudio al año, lo que equivale a casi un día al mes. Muchas personas sufren en silencio este problema y los resultados de la encuesta indican que casi la mitad de los pacientes con migraña tarda más de tres años en consultar a un médico por esta patología. 

La migraña afecta a 50 millones de personas en Europa. No obstante, esta enfermedad todavía ni se diagnostica ni se trata correctamente y muchas personas la perciben como un simple dolor de cabeza fuerte.  De hecho, el estudio revela que el 92% de las personas que respondieron consideraba que sólo quienes padecen migraña pueden llegar a comprender por completo la gravedad de este problema.

Sin embargo, existen tratamientos contra la migraña que pueden ofrecer un alivio rápido y eficaz, permitiendo a éstas personas continuar con su vida normal. Es necesario comprender que cuando experimentan episodios repetidos de dolores de cabeza fuertes durante mucho tiempo y los analgésicos no les ayudan, deben acudir inmediatamente al médico para que éste les realice un diagnóstico correcto. De esta forma se podrá establecer el tratamiento adecuado, lo que significa que los afectados van a poder reanudar su actividad normal con la mayor rapidez y libres de dolor.
Las personas que padecen estos dolores piensan que sus colegas, su familia y sus amigos no siempre se dan cuenta de que la migraña es mucho peor que un dolor de cabeza y de que, durante un ataque fuerte, no puedes hacer nada.


Según los resultados de la encuesta, la mayor parte de las personas que participaron en ella (el 83%) afirmaba que la migraña había afectado a las relaciones con la familia y amigos.
El 85% de las personas encuestadas respondió que la migraña afectaba a las relaciones personales con sus parejas (“realmente mi pareja no se da cuenta de lo mal que me encuentro”).  La migraña afecta a todas las áreas de la vida de la persona y el 87% de los encuestados menciona que esta dolencia les ha hecho perder energía y, a menudo, les obliga a cancelar actividades y a faltar a su trabajo. Esta apatía puede llegar a provocar la frustración de estas personas, así como un sentimiento de culpa al pensar que defraudan o dejan de lado a otros.