lunes, 1 de agosto de 2011

MIGRAÑA. Impacto laboral



La migraña presenta en elevado impacto en la vida laboral. Ello se debe a que la mayor incidencia de la migraña se produce en la franja de edad en la que la persona es más productiva (entre los 25 y los 45 años).

La migraña dificulta la realización de tareas normales en el trabajo, como mantener la rutina, al tiempo que disminuye la cantidad y calidad del trabajo realizado. Afecta a la relación con los clientes y con los compañeros, provoca que el paciente evite luces, ruidos, olores, mover objetos, etc. En numerosas ocasiones este hecho puede producir la incomprensión entre las personas del entorno profesional  o familiar del paciente, lo que contribuye a que la afectación sea aún mayor.

Los estudios realizados permiten afirmar que cada paciente migrañoso pierde una media de entre 6 a 12 días de trabajo al año. Respecto al impacto laboral, se calcula que la migraña es responsable de la pérdida de hasta 13 millones de jornadas anuales.

Proporcionar mayor información y el uso de un tratamiento específico para el control de la migraña permitiría cambiar este escenario, según ha evidenciado el mayor estudio realizado hasta la fecha en España para evaluar el impacto de la migraña en el ámbito laboral.

Este estudio, llevado a cabo en Correos, comprobó que las pérdidas ocasionadas por la migraña alcanzaban los 745.000 euros al año en esta empresa, una de las más representativas del sector público.

Asimismo, los resultados de este estudio demuestran que los tratamientos específicos contra la migraña no sólo aumentan la productividad laboral del empleado, sino también su calidad de vida en términos sociales, familiares y de ocio.

De hecho, extrapolando los datos, se calcula que una empresa puede ahorrar hasta 1.200€ al año por empleado, siempre y cuando el trabajador esté bien tratado y controlado.