lunes, 1 de agosto de 2011

DAO (diamino-oxidasa), un nuevo avance en la comprensión de la migraña


Recientemente se  ha definido la expresión intolerancia a histamina o histaminosis alimentaria. Ambos términos hacen referencia a una acumulación de histamina en el organismo, lo que provoca una serie de síntomas variados: migraña, cefaleas, dolor generalizado, síntomas gastrointestinales, piel seca, prurito, fatiga, etc. La acumulación de histamina puede producirse por diferentes causas. La más significativa es el déficit congénito en la enzima diamino-oxidasa (DAO).
La histamina es una amina biógena, que junto con otras aminas biógenas, se encuentra en diferentes concentraciones en múltiples alimentos que forman parte de la dieta cotidiana. En nuestro organismo también se genera histamina, producida por mastocitos y otras células, actuando como mediador de la inflamación y neuro-modulador. En personas sanas, la histamina es rápidamente degradada por las amino-oxidasas. Ciertos individuos, sin embargo, presentan una menor actividad de dichas oxidasas, lo que conlleva unos mayores niveles de histamina (histaminosis). Entre los diferentes mecanismos causantes de la histaminosis, se encuentran la sobreproducción de histamina endógena, la ingesta de fármacos y/o alimentos que contienen o liberan histamina o la competitividad con otras aminas biógenas. Sin embargo, la principal causa es debida a desórdenes genéticos o adquiridos en la actividad de la DAO.
La histamina se metaboliza esencialmente por dos vías: la metilación y la desaminación. En esta última vía actúa la diamino-oxidasa (DAO) o histaminasa, seguida de una conjugación con ribosa para formar el ribósido del ácido imidazolético. La DAO es la enzima con mayor implicación en la metabolización de la histamina ingerida.
La baja actividad DAO se ha relacionado con intolerancias alimentarias y diversas patologías como la enfermedad de Crohn, la urticaria crónica y el eczema atópico, entre otros.
Existen además, numerosos estudios en los que se identifican fármacos inhibidores de la DAO, los cuales contribuyen a incrementar esa acumulación de histamina provocada por déficit de actividad de la DAO, con lo que la toxicidad histamínica podría verse incrementada.
Teniendo en cuenta estos aportes, el déficit de actividad de DAO puede ser un factor desencadenante de la sintomatología de la migraña. Por todo ello,
los suplementos de DAO,
una dieta pobre en alimentos con alto contenido de histamina y/o liberadores de histamina
y un tratamiento que evite el uso de fármacos identificados como inhibidores de DAO o liberadores de histamina,
supone un posible enfoque de terapia preventiva con el mínimo riesgo de efectos adversos, al tratarse de un complemento alimenticio.