lunes, 20 de junio de 2011

¿Por qué se usan las hormonas después de la menopausia?



Los médicos pueden recomendar que se use estrógeno solo (si una mujer ya no tiene útero) o en combinación con progesterona para contrarrestar algunos de los efectos posibles de la menopausia natural o quirúrgica en la salud y la calidad de vida de una mujer. Los síntomas más conocidos de la menopausia son los sofocos de calor, la sudoración, el insomnio y la sequedad vaginal. Las hormonas se han venido recetando tradicionalmente para prevenir algunos trastornos a largo plazo que son más comunes en las mujeres después de la menopausia, como la osteoporosis y las enfermedades cardiacas de las arterias coronarias.