miércoles, 22 de junio de 2011

Polémica en los medios de comunicación



Periódicamente salta a los medios de comunicación la cuestión de la terapia de sustitución hormonal en mujeres postmenopáusicas. La polémica nace a partir de la súbita interrupción de un estudio que se estaba realizando durante varios años seguidos en Estados Unidos (WHI, Women's Health Initiative: 166.000 mujeres norteamericanas entre 50 y 79 años) al ponerse de manifiesto que los riesgos del uso de estrógeno con progesterona a largo plazo sobrepasan los beneficios. De acuerdo con éstos resultados, la administración de estrógeno con progesterona aumenta el riesgo tanto de enfermedades cardiovasculares como de cáncer de seno entre las usuarias de una determinada combinación de hormonas.
Esta investigación, que debía durar 8,5 años, estudiaba los beneficios y los riesgos a largo plazo de la terapia hormonal sustitutiva tras la menopausia. En un grupo sólo se prescribía un tipo de estrógenos (estrógenos conjugados equinos) a mujeres histerectomizadas (sin útero). En el otro grupo se prescribía  este tipo de estrógenos, más un tipo de progestágeno  (acetato de medroxiprogesterona) a mujeres con el útero conservado. Donde se han detectado los problemas ha sido en este último grupo del estudio, en el que se combinaban ambos tipos de hormonas, y a partir de los 5 años de seguir esta terapia.