jueves, 23 de junio de 2011

¿Existen otros beneficios o riesgos relacionados con el uso de hormonas después de la menopausia?

El estrógeno es muy efectivo para tratar síntomas de la menopausia como sofocos de calor, insomnio y sequedad vaginal. El estrógeno parece no ser un tratamiento efectivo de estos síntomas cuando suceden en mujeres de más edad.
Las hormonas después de la menopausia pueden mejorar el humor y el bienestar psicológico de mujeres que tienen sofocos de calor e insomnio durante la menopausia, pero no deberán ser usadas para tratar los síntomas de una depresión mayor. Se ha afirmado que el estrógeno impide la pérdida de la memoria, retrasa el inicio de la enfermedad de Alzheimer y mejora la incontinencia urinaria, pero no existen datos convincentes de estudios clínicos que apoyen estas afirmaciones.
Después de cinco años de seguimiento de mujeres que tomaban la terapia combinada, la Women's Health Initiative informó que había habido una reducción del 37 por ciento de casos de cáncer colo-rectal en comparación con las mujeres que tomaban el placebo, pero se necesitan más estudios para confirmar este resultado.
Las mujeres que usan estrógeno más progesterona tienen un riesgo mayor de padecer problemas de coagulación de la sangre, de enfermedad de la vesícula biliar  y ataque cerebral. También se ha informado de un aumento de casos de coágulos de la sangre en los pulmones (embolismos pulmonares) e inflamación de las venas (tromboflebitis) con el uso de hormonas

1 comentario:

David TTT dijo...

"Hola. Quería informarte que puedes incluir tu blog completamente GRATIS en el Directorio Wandaloop.
Directorio Wandaloop"