miércoles, 13 de abril de 2011

Otros síntomas y enfermedades que pueden complicar el embarazo

 


            La gran variedad de situaciones patológicas que pueden complicar el embarazo o el parto hacen imposible aunque sea una mera enumeración de las mismas. Hemos optado, pues, por un enfoque esquemático de las patologías más graves o habituales, en muchos casos, asociando su presencia de forma simple a un síntoma principal. Entidades como el tétanos, la epilepsia, la malaria grave, la hepatitis y el SIDA constituyen una fuente importante de problemas en el embarazo, tanto por su repercusión sobre la gestante, como por la posible toxicidad de los tratamientos farmacológicos sobre el feto.

            El dolor abdominal puede presentarse en cualquier etapa del embarazo o el posparto como consecuencia de apendicitis, peritonitis, cistitis, pielonefritis. La fiebre, con o sin dolor abdominal, también puede hacer sospechar la existencia de los problemas anteriores. La aparición de dolor abdominal en la etapa inicial del embarazo puede responder también a un quiste ovárico o un embarazo ectópico, mientras que si su aparición se produce en una fase avanzada del embarazo, puede suponer un desprendimiento prematuro de placenta o, si se acompaña de contracciones, un posible parto pretérmino.
            También debe prestarse atención a los síntomas aéreos, especialmente a la dificultad respiratoria, cuya presencia puede obedecer a una anemia grave, una insuficiencia cardíaca (secundaria o no a la anemia), a una neumonía, asma o a un enema pulmonar.