sábado, 8 de enero de 2011

VALERIANA



Descripción:
Es una planta correspondiente a la familia de la Valerianáceas, cuyo nombre científico es Valeriana Officinals L. También se le conoce como hierba de los gatos.
La valeriana es una planta herbácea, perenne, que puede llegar a medir hasta un metro de altura. Las hojas son opuestas, con los márgenes dentados de color verde. En varias de las especies las hojas son además aromáticas.
Sus flores son blancas y de pequeño tamaño, reunidas en cimas en forma de sombrilla. La floración se produce desde finales de primavera a principios del verano, en otoño muere. Su flor es sumamente utilizada para aliviar el estrés, insomnio y muchas otras dolencias.
La raíz, que es la parte que nos interesa, es muy grande y cuando se seca despide un olor característico muy desagradable. Por eso no es una planta que se recomiende tomar directamente.
La especie oficinales es común en toda Europa (a excepción de la zona mediterránea) se encuentra en bosques, márgenes de los ríos, la maleza de los valles. La droga que se utiliza procede sobre todo de los cultivos de Francia, Alemania y Europa del Este.



Composición química:

La planta posee un aceite esencial en concentración que llega hasta el 1%; esta esencia es muy rica en ácido valeriánico, alcoholes, terpenos y sesquiterpenos e iridoides
Cuando la planta está fresca, las concentraciones del ácido valeriánico son pequeñas; pero a medida que va secándose la raíz va aumentando en cantidad, siendo el responsable de sus efectos farmacológicos y de su característico mal olor.
En total se han detectado más de 100 componentes, pero no se han identificado los principios activos.

Propiedades:


Se la considera un fármaco equilibrador del sistema nervioso, y está especialmente indicada para casos de ansiedad, insomnio, estrés, taquicardia, depresión, cefaleas y espasmos gastrointestinales. Suele utilizarse también como sedante.

Toxicidad:
Aunque los efectos tóxicos son bajos se recomienda:
No administrar durante la lactancia, embarazo o menores de tres años.
No aplicar en tratamientos externos en personas con problemas de alergias respiratorias.
No administrar aceite esencial en niños menores de 10 años.
No administrar de forma continuada durante más de 10 días.


Cultivo:

Debemos plantar sus semillas durante la primavera y el otoño. Después de su floración es necesario que sea podada, para así obtener plantas de forma más recogida y con mayor cantidad de flores.