miércoles, 19 de enero de 2011

CÓMO AHORRAR AGUA

MEDIDAS GENERALES

Colocar grifos monomando. Mejor termóstaticos.
Cabezales de bajo consumo. Mezclan agua con aire.
Evitar las fugas, por grifo se tiran 50 litros, por cisterna son hasta 250 litros./día.
Cerrar parcialmente la llave de paso del agua para que entre menos caudal en la instalación general.
Cada minuto de un grifo abierto supone perder entre 10 y 20 litros.
 
CUARTO DE BAÑO

En la ducha y el baño usamos entre el 20% y 30% del total del agua que gastamos.
Usar la ducha en vez del baño ahorra 200 litros de agua cada vez, y más aún si cerramos el grifo mientras nos enjabonamos.
Cerrar el grifo mientras nos lavamos los dientes o nos afeitamos, supone un ahorro entre 40 y 75 litros. Llenar la pica para afeitarnos, sólo son 5 litros.
Utilizar inodoros con dos pulsadores o de doble acción que nos permite cerrar el flujo de agua. Utilizar el truco de la botella.
 
COCINA

Lavar la fruta y verdura en un cuenco y reservarla para regar.
Procurar no tirar aceites por la fregadera. Facilitamos la depuración. Exigir la recogida de aceites.
Optimizar al máximo el lavavajillas y lavadoras. Siempre llenas. En el mercado existen modelos que permiten lavar a media carga , lo que supone un ahorro de entre 30 y 50 litros por lavado.
Los fregaderos deben de tener dos cubetas una para enjabonar y otra para aclarar. Si no se dispone de ello, hacerlo en un barreño aparte para el jabón.
Utilizar lo menos posible los limpiahornos, limpiadores de baño con amoniaco, desatascadores, desinfectantes, abrillantadores, etc. Dificultan la depuración de las aguas.
Guardar una botella de agua fría en la nevera y no dejar correr la del grifo para conseguirla más fresca.
Instalar dispositivos en grifos y cañerías que mezclen agua y aire para reducir el consumo o que provocan un efecto difusor.
No descongelar los alimentos bajo el chorro de agua.
Instalar grifos monomando a los que se les puede instalar un accesorios que permite regular el caudal y otro que regula la temperatura del agua, para ahorrar energía.
 
EXTERIOR DE LA CASA

Regar las plantas o el jardín al amanecer o anochecer. Mejor por goteo. La aspersión ahorra menos.
Regar con regadera, no con manguera, se gasta menos agua.
Reutilizar el agua de la piscina con una buena depuradora. Vaciarla y llenarla es un lujo.
Lavar el coche con bayeta y esponja.
 
Recordar que el agua un bien muy preciado y escaso, tan escaso que se cree que los grandes conflictos entre países vendrá por el dominio del agua, principalmente entre naciones donde la cuenca de un río atraviese varios países (Jordán, Éufrates).