miércoles, 12 de enero de 2011

ANILLO MENSUAL (1ª parte)





Desde hace más de 40 años, las mujeres pueden separar su sexualidad de la reproducción gracias a la píldora anticonceptiva. De esta forma, la mujer ha podido planificar su propia vida y escoger el momento adecuado para tener un hijo.
En todo este tiempo, los avances en anticoncepción han ido dirigidos, sobre todo, a encontrar el “cóctel” de hormonas que con la menor dosis posible, garantizase la máxima eficacia. O lo que es lo mismo,se trataba de conseguir píldoras que, sin comprometer su eficacia, tuviesen un perfil de seguridad mucho más favorable, con menos efectos secundarios. Como resultado de estas investigaciones las píldoras anticonceptivas que se utilizan en la actualidad contienen unas dosis mucho más pequeñas que las primeras, tanto de estrógenos como de progestágenos, a la vez que garantizan su efectividad anticonceptiva.


Sin embargo, en muchos estudios se constata que el principal problema asociado a estos tratamientos no radica en sus efectos secundarios: se trata de los olvidos. Prácticamente todas las usuarias de píldoras anticonceptivas saben que, para que la píldora cumpla su función, debe tomarse diariamente, durante 21 días seguidos. A pesar de ello, según un estudio de Rosenberg, realizado en mujeres europeas, el 19 % de las usuarias se olvida una píldora en cada ciclo y el 10% , es decir, una de cada diez mujeres, deja de tomarse dos o más por ciclo. Estos datos concuerdan con las investigaciones realizadas en España, que indican que el 18% de las mujeres españolas se olvidan de tomar, como mínimo, una píldora en cada ciclo.
 
Continuara........